la medida de las cosas

electrodomesticaciones600

Va a ser un fracaso. Eso fue lo que pensé cuando, a una semana del performance, todo el equipo original de gente se desintegró, por diversas razones que no vienen al caso. Luego de atravesar unos terribles días de pánico y desesperanza, entendí que la creación en equipo es una suerte muy rara. Como con el amor o la amistad, sucede o no sucede. No importa cuánto esfuerzo se le ponga a un proyecto, si no es, no es. Además, debo reconocer que tenía grandes ambiciones. Y por eso la palabra fracaso lo ensombrecía todo, como si su contraparte, el éxito, fuera un astro todopoderoso y la razón de ser y del hacer. ¡Gran error!

Entonces me dí. Me entregué a la simple verdad de ser quién soy y hacer lo que puedo hacer, con humildad y dispuesta a vivir alegremente en los matices de lo que funciona en algunas partes o sólo para algunas personas. Y apenas me relajé, todo se movió en la dirección correcta, como si se hubiera puesto en acción una misteriosa maquinaria que había estado atascada. Esta semana aprendí que el éxito y el fracaso como medida de las cosas y los actos es una fuente segura de sufrimiento. Y que la región más feliz de la vida es la desconocida, donde reina la intuición y se respira con modestia. Y al final, salió todo muy bonito.

Advertisements

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: